domingo, 8 de abril de 2012

Peligroso "spam" ahora también invade celulares mediante mensajes de texto



Peligroso "spam" ahora también invade celulares mediante mensajes de texto

Con solo abrir un sms se da acceso a información que puede ser revendida a comerciantes y cualquier respuesta les sirve para verificar que el teléfono está activo.

 NEW YORK.- No conformes con atacar a los proveedores de correo electrónico y las redes sociales, ahora los “spammers” se han infiltrado en el último refugio de la comunicación libre de “mensajes no deseados”:   los teléfonos celulares, según informó este domingo el New York Times.

En Estados Unidos, los consumidores recibieron unos 4500 millones de mensajes de texto “basura” durante el año pasado, sobrepasando por el doble los 2,2 millones recibidos en 2009, según Ferris Research, una firma de estudios de mercado dedicada al fenómeno del “spam”.

Si bien, el problema no es tan común como el spam de correo electrónico, es una amenaza creciente, con un potencial de daño significativo, explicó Christine Todaro, abogada de la Comisión Federal de Comercio (el Sernac estadounidense).

"La mensajería de texto no solicitados es un problema generalizado. Se está volviendo muy difícil de rastrear quién está enviando el correo no deseado ", añadió Todaro, quien está acudiendo a los tribunales en busca de ayuda.

Aunque algunos mensajes corresponden a la inofensiva, pero molesta publicidad, una gran mayoría es más perjudicial, dicen los expertos.  Con solo abrir alguno de estos mensajes los usuarios de smartphones corren el de suscribirse a algún servicio de forma automática, sin la posibilidad de cancelar la operación.

También se puede sucumbir a la oferta de una tarjeta de regalo de alguna multitienda o a la oferta de algún artículo gratis a cambio de participar en una encuesta y difundir todo tipo de información personal, como la dirección o el historial de transacciones - que luego pueden ser vendidos a los comerciantes digitales o incluso pueden ser utilizados para  acceder a cuentas bancarias.

Hasta ahora es difícil detener este flagelo, ya que responder a los mensajes no deseados con el "no" o "detener" - el método habitual para darse de baja de una lista de mensajes “spam” – podría ser el método de los spammers para verificar que el destinatario tiene un número de trabajo activo que luego puede ser revendido.

"Alentamos a los consumidores a presentar denuncias, lo que nos ayuda a rastrear a los spammers" es la recomendación de Todaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada