jueves, 12 de abril de 2012

Una cumbre protagonizada por Shakira, el burro para Obama y los partidos de fútbol

Una cumbre protagonizada por Shakira, el burro para Obama y los partidos de fútbol

 Al primer Presidente que aterrizó en Colombia para asistir a la Cumbre de las Américas, se lo llevó a un enclave indígena sagrado y muy turístico. Juan Manuel Santos, Sebastián Piñera y sus mujeres, pasaron unas horas del jueves con una comunidad arhuaca, que habita la Sierra Nevada de Santa Marta y que ha logrado mantener intactas sus costumbres ancestrales. Ese mismo lugar fue el escogido por Santos para comenzar su legislatura.

Después regresarán a Cartagena de Indias, donde llegarán esta noche los Presidentes de México y Costa Rica, casi al mismo tiempo que Shakira, porque esta reunión que acogerá a una treintena de mandatarios del continente americano, ha querido convertirla Santos en un acontecimiento que vaya más allá de la rutina y la palabrería habitual propias de las Cumbres. Por eso la cantante barranquillera, además de interpretar el himno de Colombia ante los Presidentes, se reunirá con él y con Obama para hablar de la niñez, una foto atractiva para el resto del mundo. Porque Juan Manuel Santos es un presidente que sabe la imagen que puede resultar atractiva en otras partes del mundo.
Es tal el despliegue de recursos y periodistas que han hecho los medios de comunicación locales, que en Colombia pareciera que el planeta entero tiene puestos los ojos en la bella ciudad amurallada, blindada por cielo, mar y tierra para garantizar la seguridad de los ilustres invitados.
No habrá navegación desde el viernes por los alrededores de Cartagena y la circulación de vehículos y vuelos comerciales estará muy restringida, aunque en este último punto no es solo para evitar atentados sino por la congestión de aviones presidenciales y privados.
Son varias las fragatas de la Armada colombiana que patrullarán el mar, y que sometieron, para tal fin, "a un proceso de modernización y cuentan con tecnología punta en los sensores y en el centro de información de combate", explicó en su día el capitán Andrés Vázquez, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Navales del Caribe.
Sólo para custodiar a Obama han destinado a 400 policías de Colombia que vigilan los alrededores del Hotel Hilton, el escogido para pernoctar por el demócrata, amén de las incontables decenas del cuerpo de seguridad que siempre vienen de Washington.

Expectación de los vecinos

Algunos habitantes se quejan de lo estricto de las medidas y de que hayan llegado a extremos como ampliar una curva de una calle para que cupieran las limusinas norteamericanas. Pese a las restricciones que imponen la seguridad y lo apretado de la agenda de Obama, hay algunos ciudadanos que no pierden la esperanza de romper el protocolo.
Los habitantes de una localidad cercana a Cartagena, Turbaco, están empeñados en que el primer Presidente negro, la misma raza predominante en su pueblo, reciba una delegación para hacerle entrega personal de un regalo para que se pasee por los jardines de la Casa Blanca: un burro típico de Turbaco. "Ya tiene todas sus vacunas, está listo y apto para que se lo lleve. Esperamos, con el favor de Dios, que Obama lo reciba", comentó el alcalde. Le bautizaron 'Demo', en honor al Partido Demócrata que tiene como símbolo el animal de carga.
No es la única curiosidad. En RCN televisión comentaron que el equipo de Santos andan locos buscando a 11 futbolistas para enfrentar al conjunto que lidera Evo Morales. Al parecer, el Jefe de Estado boliviano quiere practicar ese deporte a nivel del mar, con el pegajoso calor cartagenero.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada