jueves, 12 de abril de 2012

El Gobierno argentino redacta la orden para tomar el control de YPF

El Gobierno argentino redacta la orden para tomar el control de YPF

 El Gobierno argentino ha redactado un borrador para proyecto de Ley por el que podría expropiar YPF, filial en el país de Repsol, aunque el Congreso aún no lo ha recibido. Su título, "De la Recuperación del Control de YPF". El texto, que no tiene menbrete ni firma, ya está en posesión de varios diputados del bloque oficialista, según 'Clarín'.

Según adelantan el diario 'Clarín' y la agencia de noticias 'DyN', el Gobierno "declara de interés público hasta el 50,01% de las acciones clase D de la petrolera".
Repsol posee un 57,4% del capital social de YPF, seguido por el 25,4% del Grupo Petersen, controlado por la familia Eskenazi, y el 17% del Estado Argentino.
El valor que pagaría Argentina por unos 100 millones de acciones del Grupo Petersen y 96 millones de títulos de Repsol lo establecería "el Tribunal de Tasaciones de la Nación con la colaboración de la Secretaría de Energía". En caso de no llegar a un acuerdo con estas partes, "la Procuración (general de la Nación) promoverá el juicio de expropiación respectivo".
La hipotética expropiación supondría la destitución "total" de la actual directiva de YPF, cuyo consejo se formaría con representantes de las provincias petroleras y "en caso de que inviertan por requerimiento de la nueva dirección estatal", también accionistas privados.

Reuniones y advertencias de España

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, se reunió horas antes con el ministro de Planificación, Julio de Vido, mientras que la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, descartó acudir a la reunión convocada con los gobernadores de las provincias petroleras para tratar sobre YPF, informa Baltasar Montaño.
La decisión de Kirchner se produjo después del encuentro entre Brufau y De Vido y de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, advirtiese a Argentina de que "si en alguna parte del mundo hay gestos de hostilidad contra esos intereses, el Gobierno los interpreta como gestos de hostilidad hacia España y hacia el Gobierno".
La presidenta argentina, Cristina Fernández, no hizo en su intervención televisada desde la Casa Rosada a todo el país, ninguna referencia a la situación de la petrolera. Kirchner tiene previsto reunirse esta noche con los gobernadores de las diez provincias petroleras de Argentina para analizar la situación del sector y, eventualmente, discutir el futuro de YPF, según fuentes de varios gobiernos provinciales.
Seis provincias argentinas han retirado las licencias de explotación de una docena de áreas a YPF en las últimas semanas porque consideran que las inversiones de la petrolera española son bajas.
A ellas se han sumado las amenazas de otras dos regiones que exigen también una mayor inversión a Repsol. Mientras, la petrolera española anunció que este año invertirá en Argentina 15.000 millones de pesos, unos 2.600 millones de euros, superando así los 13.300 millones de pesos, 2.300 millones de euros, invertidos en 2011.
El origen del conflicto se remonta al hallazgo a finales de 2011 de una gran cantidad de hidrocarburos en la formación de Vaca Muerta, una superficie de 30.000 kilómetros cuadrados en la cuenca neuquina de Argentina, de la que YPF tiene una participación neta de unos 12.000 kilómetros.
Según las primeras pruebas realizadas en la región, Vaca Muerta contaría con unos 22.807 millones de barriles equivalentes de petróleo. "En 10 años se podría duplicar la capacidad de producción de petróleo y gas actual en Argentina", señaló en febrero Repsol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada