viernes, 6 de abril de 2012

Papa Benedicto XVI preside Vía Crucis de Viernes Santo frente a Coliseo

Papa Benedicto XVI preside Vía Crucis de Viernes Santo frente a Coliseo

El Sumo Pontífice habló en su discurso, y ante miles de personas, de las "pruebas y tribulaciones" que enfrentan muchas familias.

ROMA.- El papa Benedicto XVI presidió hoy el tradicional Vía Crucis de Viernes Santo en una ceremonia frente al Coliseo de Roma y en su discurso habló de las "pruebas y tribulaciones" que enfrentan muchas familias, incluyendo aquellas causadas por la crisis económica.

Durante la procesión, miles de personas, muchas de ellas con velas encendidas, dieron una vuelta alrededor del Coliseo para recordar las 14 estaciones del Vía Crucis, es decir, las últimas horas antes de la crucifixión de Jesucristo.

Benedicto XVI, que cumple 85 años este mes, siguió la procesión de rodillas sobre una plataforma ubicada en el Monte Palatino, que mira al Coliseo. "La experiencia del sufrimiento y la cruz se relaciona con toda la humanidad, pero también se relaciona con la familia", dijo el Papa.

Los malosentendidos, los conflictos, las preocupaciones por el futuro de los hijos y la enfermedad "empeoran con la amenaza de desempleo y otros efectos negativos de la crisis económica", agregó.

"Cuando nuestras familias deben enfrentar el dolor y la adversidad miremos la cruz de Cristo. Allí podemos encontrar el coraje y la fuerza para continuar", dijo Benedicto.

Este año, el Papa pidió a una pareja italiana que está casada desde hace 59 años que escriba una serie de reflexiones sobre las alegrías y sufrimientos de la vida familiar para ser leídas durante los intervalos de la ceremonia, indicó el Vaticano.