martes, 10 de abril de 2012

Conoce las alternativas que más se usan para alisarse el pelo

Conoce las alternativas que más se usan para alisarse el pelo

La más novedosa utiliza la menta y sirve para todo tipo de cabello, dejándolo suave y brillante.

 El pelo liso está de moda y prácticamente todas las mujeres quieren tenerlo así. Algunas consideran que es más cómodo, mientras otras creen que es más práctico y que de esa manera el cabello tiene un mejor aspecto. Para quienes coinciden con estas percepciones y están pensando en alisarse, le preguntamos al estilista Adrián Peñaloza -todo un experto en el tema, ya que fue uno de los primeros en traer el alisado químico a Chile- cuáles son las alternativas que están más vigentes. Conócelas y ve cuál va mejor contigo.

Con menta

Ésta es la opción más novedosa y se ofrece en el Centro de Estética y Peluquería Carolina Campos y Adrián Peñaloza desde hace sólo un par de meses. Para realizarlo, el estilista utiliza un producto con una consistencia muy parecida al de las cremas reductoras, lo trae desde Estados Unidos, y tiene menta y keratina entre sus componentes. "Es mucho más suave y sano", afirma, y explica que el frío de la menta cumple la función de abrir la cutícula del cabello para que entre el producto.

El estilista asegura que es el único en Chile que tiene este tipo de alisado y cuenta que antes de ofrecerlo a sus clientas, lo probó durante seis meses en el cabello de su hermana. "Ella tiene un pelo con una textura delgada, vaporosa, con mucho frizz y un crespo bien rebelde" señala. Tras realizarle el tratamiento, el cabello le quedó suave, brillante y liso, condiciones que permanecieron hasta el tercer mes. Luego, alrededor del cuarto mes, el pelo comenzó a recuperar sus ondas. "Ahora estamos en el quinto mes y medio, casi sexto mes, y el pelo está brillante, suave, sin nada de frizz y ya con sus rulos naturales, pero no vaporoso", sostiene.

Según Adrián Peñaloza, el alisado con menta sirve para todo tipo de cabello y con él se logra un liso bastante natural, muy cómodo y que no requiere mayores cuidados. De hecho, si después de hacérselo la clienta quiere lavarse el cabello, puede hacerlo sin problema y el alisado va a permanecer. "Si quiere tenerlo chuzo, se pasa un poco de secador y un poco de cepillo, y ya está listo. Y si lo quiere más natural, lo lava y ya está: se elimina el frizz y queda con mucho brillo", dice el estilista.

Otra ventaja de esta alternativa es que el cabello queda con mucho cuerpo. "Hay pelos que son muy finitos y se enredan, y con esto (alisado con menta) no pasa (...) Cuando lo desenredas sientes cómo se desliza la peineta", afirma.

De keratina tradicional

El alisado con menta tiene un olor bastante agradable precisamente gracias a ésta. Algo que no ocurre con el tradicional alisado con keratina, que -a juicio del estilista- es "casi irrespirable". ¿La razón? Ésta alternativa usa el amoniaco y el formol para abrir la cutícula del cabello.

Adrián Peñaloza explica que hace un tiempo se generó toda una polémica relacionada con los tratamientos que usaban formol, ya que se decía que eran perjudiciales para la salud, sobre todo de quien lo aplicaba. El problema fue que algunos peluqueros creían que el compuesto químico era el responsable del alisado, entonces comenzaron a utilizarlo en mucha cantidad para tener resultados óptimos. "En el porcentaje normal que se usa, al 0,2%, que es como yo lo compro y como yo lo manejo, no hay problema", asegura.

Según Adrián Peñaloza, los resultados que se obtienen con el alisado con keratina son muy similares a los que se logran con el de menta. Sin embargo, el procedimiento requiere más trabajo, ya que el producto sí o sí tiene que estar tres días puesto en el cabello. Además, durante ese período la persona tiene que plancharse el pelo para conseguir el liso deseado. "Durante tres días no se lo puede lavar, lo tiene que planchar la mayor cantidad de veces que pueda para darle temperatura, y recién al tercer día puede olvidarse", explica.

El estilista afirma que este tipo de alisado es más indicado para quienes tienen el cabello muy crespo o áspero. El efecto dura generalmente entre dos meses y medio y tres meses, y, a diferencia del alisado con menta cuyos resultados son más cosméticos (brillo y suavidad), el con keratina resuelve directamente el problema del pelo rebelde.

De chocolate

Así como el alisante con keratina viene desde Argentina, el de chocolate lo hace desde tierras brasileñas. A diferencia del anterior, éste no tiene formol, pero sí formaldehído, su derivado. Según Adrián Peñaloza, actúa de la misma manera que la keratina, aunque con un aroma distinto. Asimismo, proporciona mucho brillo al cabello.

"La forma de usarlo es similar al (alisado) de menta, te puedes ir con el pelo lavado y te olvidas. No es tan esclavizante como el de keratina, que lo tienes que planchar durante tres días", explica.

A juicio del estilista, las tres alternativas de alisado son muy similares, y a la hora de elegir una u otra hay que tomar en cuenta el tipo de cabello al que se le realizará el tratamiento y, también, el tiempo del que dispone la clienta, ya que a muchas mujeres no les gusta quedarse con el producto en el pelo y no poder lavárselo en tres días, como ocurre con el de keratina.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada